↑ Volver a Nuestra Institución

Historia

Antecedentes de la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay . ( FCPU ).

Fundada el 15 de Diciembre de 1962, en la Unidad Cooperaria Nro.1 Cololó, departamento de Soriano. Cooperativas fundadoras: COPAY, COOPRU, CODARVI, COTAME y la Unidad Cooperaria Nro.1 COLOLÓ.

El movimiento de cooperativas nació por la iniciativa de los trabajadores que intentaban defender su fuente de trabajo como consecuencia de la quiebra o falta de rentabilidad de empresas privadas capitalistas.

Al defender de esta manera la fuente de trabajo, los obreros también se hacían cargo del alto pasivo de la empresa antecesora; en general con importante endeudamiento fiscal.

Es de esta forma, en que se constituyen las empresas asociativas, la mayoría para mantener su fuente de trabajo y otras, por su adhesión a los valores filosóficos cooperativos, pero en todos los casos, se genera una relación laboral en forma solidaria, donde los instrumentos de trabajo son de propiedad colectiva. Esta forma solidaria contiene valores y principios, donde el fin principal es el Hombre, su desarrollo persona, su calidad de vida, la relación justa y equitativa y un firme compromiso con la sociedad. Estos aspectos mencionados, marcan significativamente la diferencia de las cooperativas de trabajo de otras empresas.

Es de este movimiento que surge-como necesidad de crear una mayor conciencia de pertenencia al movimiento y para el fomento del cooperativismo de producción- la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay, como entidad gremial representativa del mismo, fundada el 15 de diciembre de 1962.

La actividad gremial de la FCPU fue intensa y fructífera en la década del 60, en la cual se desarrolló una actividad muy dinámica con asambleas, encuentros y jornadas, buscando apoyar a las cooperativas, para favorecer la superación de las graves dificultades. La actividad más significativa constituyeron las movilizaciones por la aprobación parlamentaria de la Ley de Exoneraciones Tributarias (Nº. 13.481) y líneas de crédito.

Esta labor gremial se reflejó en un número creciente de cooperativas afiliadas a la Federación, duplicando su número (de 16 a 30), en la década del 60 a la del 70. Siendo éstas en su mayoría de producción industrial: metalúrgica, textil, gráfica, vidrio, etc.

La labor gremial impulsada desde la Federación, fue grandemente afectada por el golpe de Estado – Gobierno de facto, que por más de una década fue un obstáculo decisivo, tanto para el ejercicio de la actividad política- gremial, como para el desarrollo de las cooperativas de producción.

En 1975, es de destacar la constitución de cooperativas de producción de transporte colectivo, en la capital, a raíz de la concesión de ese servicio deficitario por parte del Estado (Intendencia Municipal de Montevideo) a los trabajadores. Hoy son empresas consolidadas que generan miles de puestos de ocupación.

Con la recuperación del Gobierno democrático, si bien se mantuvieron las debilidades económicas – financieras, la Federación continuó haciendo esfuerzos por el fortalecimiento institucional y de sus cooperativas afiliadas; reorganizando los servicios técnicos, asistencia, relacionándose activamente en el ámbito nacional; a nivel del movimiento cooperativo, organizaciones sociales, movimiento sindical, entidades del Estado (Universidad de la República, Intendencias Municipales, Ministerios) etc.. A nivel Internacional: organizaciones cooperativas, de economía solidaria, de cooperación, sindicales, de; Europa, América del Sur, Canadá y EEUU.
En ese contexto, la Federación participó activamente en la fundación de dos organizaciones con significativo prestigio en el medio, y a las que se mantiene asociada.
Estas son:
Cudecoop (Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas).
Fundasol (Fundación para el Desarrollo Solidario)
FOGAR (Fondo Nacional Cooperativo de Garantía)

A nivel del Movimiento Cooperativo Internacional, es miembro fundador del CICOPA (Comité Internacional de Cooperativas de Trabajo) de la ACI (Alianza Cooperativa Internacional) y de la Red Cooperativas de Trabajo MERCOSUR, recientemente constituida.

La crítica coyuntura general del país, del sector productivo, la política de privatización del gobierno, la reducción de gastos del Estado con la consecuente paralización de industrias de alto impacto (Ej., construcción), el cierre de un número significativo de empresas etc., ha provocado situaciones, donde centenares de trabajadores buscan en el sistema cooperativo, una salida viable a su problemática.

En el marco del creciente proceso recesivo, agravado con la reciente crisis del sistema bancario nacional, la actividad de la Federación y de la modalidad, se ha caracterizado por un complejo dinamismo cargado a la vez, de la asunción de desafíos. Si bien por una parte los factores señalados llevaron y llevan al cese de algunas cooperativas, por otra parte los requerimientos de participación y compromiso se incrementaron.

Simultáneamente se abordaron iniciativas productivas, en sectores de desarrollo con incorporación de nuevas tecnologías Ej. Forestación, surgieron nuevas ramas para la modalidad como la industria frigorífica y chacinado, también aparecieron nuevos rubros de servicios como guardavidas, informática, comunicaciones entre otros, e incrementó el desarrollo de sectores pertenecientes a la salud; odontología, médicos, emergencias médicas etc., la enseñanza, limpieza mantenimiento, varios comprendidos en la industria de la construcción etc.

Las cooperativas de trabajo son pues, una alternativa para enfrentar el desempleo, la informalidad, la precariedad, pero además aporta elementos cualitativos, con trabajo digno, gestionado sobre la base de los principios y valores cooperativos, en un marco solidario y de compromiso con la sociedad.

La FCPU por ser una organización de carácter gremial del Movimiento de Cooperativas de Producción, tiene entre sus prioridades el fomento y desarrollo del cooperativismo de trabajo. Para alcanzar estos objetivos ha desempeñado como una de sus funciones esenciales la prestación de servicios técnicos, asistencia a cooperativas y grupos pre-cooperativos de la capital e interior del país. Para ello, y con la cooperación de organizaciones del exterior- en distintas oportunidades-como: Desarrollo y Paz (Canadá), IAF (EEUU), SCC (Suecia) y COSPE/MAE (Italia), Socodevi (Canadá) conformando un staff técnico.